En 2008, Balcones no era más que una idea impulsada por la pasión por crear algo original y auténtico en el corazón de Texas.
Todo empezó en un antiguo taller de soldadura, debajo de un puente en Waco. Derribaron paredes, colocaron ladrillos, cortaron tubos
e instalaron los Pot Still adquiridos en Portugal. En 2009 empezaron a destilar y, desde entonces, no han parado de crear
bebidas especiales y diferentes.

No es un secreto que los ingredientes importan. Es por ello que Balcones selecciona cuidadosamente la materia prima y se
esfuerzan en preservar los deliciosos sabores de estos ingredientes en sus destilados para que cada sorbo sea un recuerdo a su estado original.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies